Ecuador vuelve al podio del emprendimiento mundial

Entre Ecuador y Japón, ¿cuál país cree usted que es más emprendedor? Si su respuesta fue Ecuador, está en lo correcto. La respuesta es lógica, permítame explicarle el porqué. Imagine que tiene trabajo asegurado desde que se gradúa de la universidad, con un buen salario, beneficios adicionales y un claro plan de carrera y crecimiento en el largo plazo. En ese contexto, ¿se arriesgaría usted a invertir sus ahorros para iniciar un negocio que pudiera fracasar? Eso es lo que pasa en Japón, es un entorno con tantas certezas y recursos que asumir el riesgo de emprender se ve con una distancia prudente y hasta con aversión.

En cambio, en Ecuador, el emprendimiento es una opción que tiene cada vez más protagonismo porque es la única opción de madres cabeza de familia, de profesionales que no hallan empleo en sus áreas de especialización, de ex funcionarios públicos que fueron despojados de sus cargos luego de años de ejercicio, entre otros varios perfiles. Entonces, ¿cuál es la diferencia con Japón? La falta de certezas. Esto hace que, en Ecuador, al igual que en otros varios países en desarrollo africanos y sudamericanos, la tendencia a emprender sea mayor. Es decir: a mayor incertidumbre, menor aversión al riesgo.


Esta afirmación se sustenta en las cifras del Monitor Global de Emprendimiento 2013 (GEM, por sus siglas en inglés), la más importante investigación en el mundo sobre la relación entre emprendimiento y desarrollo económico local, aplicada en 69 países. Según el GEM, el podio mundial de emprendimiento está ocupado por Zambia, Nigeria y Ecuador, en ese orden. Mientras que en los países menos tendientes al emprendimiento son Italia, Japón y Francia.


El GEM tiene una visión amplia del emprendimiento y se focaliza en el papel que juegan los individuos dentro del proceso emprendedor. A diferencia de otras mediciones, que se enfocan en el número de nuevas empresas, el GEM estudia el comportamiento de los individuos respecto de iniciar y gestionar sus propios negocios y, para ello, reconoce tres componentes: actitudes, actividades y aspiraciones.


La combinación de estas variables permite generar el indicador insignia del GEM, conocido como Índice de Actividad Emprendedora Temprana (TEA, por sus siglas en inglés), que recoge la proporción de adultos con intención de emprender o que ya están dando sus primeros pasos con empresas de hasta 42 meses de vida. Por eso, la TEA se ha convertido en un referente mundial del dinamismo del emprendimiento en los países y, durante la última década, ha sido la única fuente de datos comparables de las sociedades frente a sus negocios nacientes. En 2013, Ecuador registró una TEA del 36%, que significa que uno de cada tres ecuatorianos está emprendiendo o tiene serias intenciones de emprender en el corto plazo.


Un punto interesante en el análisis son las motivaciones. El GEM muestra que hay más personas dispuestas a emprender por oportunidad que por necesidad. Esto es buena señal, pues, por lo regular, los negocios que responden a problemas identificados en el mercado tienen mayores expectativas de éxito que los que nacen por supervivencia. Sin embargo, la diferencia no es mayor en Ecuador, mientras que, en los países innovadores, los emprendimientos por oportunidad son más del doble de aquellos nacidos por necesidad.


Además de una limitada expectativa de vida, los emprendimientos por necesidad presentan otro problema: su capacidad de generación de empleo tiende a ser muy baja. Según el GEM Ecuador 2013, la mayoría de nuevos emprendimientos son unipersonales, unos pocos generan entre 1 y 5 empleos y un número marginal abre más de seis plazas. Asimismo, este tipo de emprendimientos son, en buena parte, oferta de servicios versus un escaso componente de transformación (valor agregado). Este dato es clave, ya que demuestra un retraso en el contexto regional, sobre todo respecto de la Colombia, Brasil, Chile y Argentina, donde la oferta de transformación es significativamente superior a la del Ecuador.


Respecto de la composición por género, el GEM Ecuador afirma que hombres y mujeres emprenden, prácticamente, por igual. La diferencia está en que la mayoría de mujeres emprende por necesidad. El nivel de educación es otra muestra de que la calidad de los emprendimientos. En Ecuador, más de la mitad de los nuevos emprendimientos son fundados por personas sin instrucción formal o solo con instrucción primaria y/o secundaria. Esta es otra alerta, pues a mayor nivel de educación, mejores probabilidades de éxito tiene un negocio.


La juventud es una constante entre los emprendedores ecuatorianos, pues cerca de un 70% está en el rango etáreo de 18 a 44 años. Sin embargo, el estudio 2013 muestra la creciente tendencia a emprender en adultos mayores de 65 años.


Este estudio se aplicó en Ecuador, por primera vez, en 2004. Por falta de presupuesto, se suspendió la investigación los cuatro años posteriores y se la retomó en 2008. Desde entonces, se la ha venido ejecutado anualmente.

#Ecuador #Japón #GEM #TEA

Posts Destacados
Posts Recientes
Sígueme
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic
Buscar por Temas
No hay tags aún.
Contacto

Edificio Samborondón Plaza, Km 2 vía Samborondón
T: (593-4) 6012659 ext.: 109 y 101

grovayo@gmail.com

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White LinkedIn Icon

© 2015 by GrowGrandes